jueves, 29 de septiembre de 2016

¿OLVIDAR CON VOLUNTAD?

Quiero recordarte.
Quiero recordarte
antes de que un último recuerdo trepane la calavera
y que el cerebro me sangre viendo como el aire reboza tu cuerpo
y lo recubre de escamas el invierno.
Antes de sentir que mis pies caen hacia arriba como en los baobabs.
Quiero escribir con negro zaino, con vómito de huída negro 
como la defensa del calamar,
paladear la derrota.
Antes de que todo se infeste de nada.
Quiero dibujar con palabras 
la sombra insurrecta de tu nombre
apoyada siempre entre mis brazos
y lo que escribo, 
cuando respiro.
Atómicas palabras que brean y crujen mis huesos
con el pánico de hallarme al borde de la tragedia, 
al borde del abismo del olvido.
Los que poseen la razón recomiendan que expulse de mi cabeza las voces que gritan tu nombre,
que las riegue con químicos que ablandan voluntades y afectos.
Sólo es acelerar el proceso…
Cuando la nada llegue rampando tu cuerpo sepultando tu rostro y el color de tus ojos con olvido 
podré regresar a lo escrito. 
Cuando desnuda, despeinada, desnortada y sola como un gorrión golpeaba las paredes del templo de esta habitación 
y lamía espejos
sarcófagos de alientos donde después de follarnos la mañana
alma contra alma
escribías
-¿Un café?
y se convertía en  poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario