lunes, 25 de abril de 2016

COSAS DE VIEJOS


Contaba el viejo que me enseñó a jugar al cinquillo con los ojos llenos de pimienta y pellejos que si bebes solo vino sólo vino te crecen cipreses en el pelo que enlazan tu miseria con la misericordia de tus muertos pasados y futuros y que son ellos los que indultan la bodega abyecta y canalla de tu alma a cambio de no postergar el recuerdo más allá de las seis de la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario