lunes, 12 de febrero de 2018

COSAS DE HIPOPÓTAMOS

Hola. Buenas tardes.
Voy camino de mi casa.
Me he comprado una casa victoriana con un jardín en la parte trasera que da a la nada. En la inmobiliaria me comentaron que era de un soldado confederado que mató a sus 3 hijas en un ataque de locura porque les notaba un acusado acento norteño. me comentó también que por las noches se las escucha preguntarse entre ellas "why?" Why? Whyyyy???.
En el jardín he puesto una piscina de esas azules de plástico grande porque, después de un millón de trámites, súplicas, embajadas y psicotécnicos he conseguido traerme a casa un hipopótamo.
Elegí a mi mascota tras un profundo estudio de agresividad animal y me decanté por éste.
Os cuento todo esto para deciros que he dejado la relación con el último amor de mi vida.
Necesito un ámbito de drama y estrés superior al que me produce su ausencia.
Trabajo todo el día y recolecto todo el césped de mis vecinos para Floren ( el hipopótamo) y parece contento. Sale de la piscina, come y se revuelca un ratito. Y cuando me acuesto, las nenas empiezan las carreras por los techos y pasillos...
Un mes y medio llevo así.
Pero anoche pasó algo. Tuve un momento de debilidad. Saqué el álbum de las vacaciones en Albacete y despegué con precisión quirúrgica esa foto que le hice sorbiendo unos espaguetis en la que sale con un latigazo de tomate en el moflete. Tardé tanto en arrancarla que se me olvidó la comida de Floren. Luego la cogí, la arrugué y la apreté tan fuerte que de la presión ejercida empecé a sentir el pulso de la sangre o... El latido de su corazón y acercando el puño a mi pecho me dormí en el porche desoyendo el rugido de las tripas de Floren.
Cuando he abierto los ojos tres niñas rubias me miraban sosteniendo mis extremidades descuartizadas.
-why?
- tienes 10 minutos para publicar tu despedida en Facebook - me dijeron- y añade que moriste de amor que eso siempre les gusta.
Te esperamos en el pasillo. Hoy la paras tu.



2 comentarios:

  1. Y yo desde el lugar de aquellas vacaciones. Pensando que Floren es más bien un hipotálamo.

    ResponderEliminar