martes, 14 de febrero de 2017

JAQUE A LA REINA

Y vendrá la salmuera a conservar los órganos del calor y el frío.
Y la sal regurgitará desde la viscosidad del esófago 
llegando a expeler pequeñas partículas de sodio 
disfrazadas de huída en una tormenta de blanca arena  
desde el claustrofóbico interior 
buscando una melé humana donde posarse augustas y libérrimas.
Y vendrá el amor obeso gladiador contemporáneo más viejo que las libélulas, emigrante del tiempo, alimentado por monsanto, excitando endorfinas, mascando pueblos, agitando ríos.
Y sonarán siete apocalípticas trompetas para que todos despierten y lo vean.
Y las cercas, las alambradas y la salmuera se rendirán bastardas al primer poema poniendo, de nuevo, en jaque a la reina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario