martes, 29 de noviembre de 2016

MI GRANJA DE CALCETINES

Me he comprado un terrenito. Pequeño, así, pequeño, como epíteto innecesario y retórico.
He puesto una granja de calcetines desemparejados.
A veces, sobre todo en invierno, traigo autobuses llenos de gente con un solo calcetín y les doy de comer pies a mis cachorros. Algunas personas pierden la vista en los algodones que escupe el cielo cuando se encontrae de gusto, otros sonríen por las cosquillas y mis calcetines… se erizan al contacto y les salen bolitas.
¡Ah! De pastor tengo contratado a un crío de unos 6 años, blaaaaaaquísimo… rubio rizao…
Sí. Está mal. Que un niño curre… pero dime… ¿¡Dime qué hubieses hecho tú si te lo hubieses encontrado en pelotas, en el contenedor de debajo de la casa de tu ex al tercer día  mientras hacías  guardia bajo su ventana, atrincherada tras una pila de 2x5x1 de cartones de vino del bueno?!
¡Dime..!
¡DI ME!
¿¡ Se lo hubieses entregado a las monjas, a los curas o al sistema!?
Pero si iba hasta armao...
Y yo aquí… pues le veo bien… ¿qué quieres que te  diga? lo que pasa que no se me hace grande… y el caso es que come bien… no sé… y yo… pues también lo estoy… las cosas como son…
A veces, cuando vienen las visitas… Nos gusta sacar la mecedora al porche y mientras ponemos algo de don "Cash" le dejo que les dispare, con conocimiento, claro: al que más sonríe con la primera que baja los ojos, a las que llevan las trenzas pelirrojas siempre nos gusta con los que están hechos a puntitos, a pecas,vamos... a los que se le llenan los ojitos de agua con los que tienen las manos suaves…
Cuando se marcha el autobús, mientras ponemos la lavadora, apostamos qué pareja será la primera que ponga la foto de los dos de perfil de Facebook y eso nos gusta… las cosas como son...
Good Job




2 comentarios:

  1. Ten cuidado, a Cupido puede salirle alguna vez el tiro por la culata y acabar enamorado de alguna Celestina.

    ResponderEliminar