miércoles, 18 de enero de 2017

DE AMOR Y TATUAJES

Las hamburguesas del McDonald's no se pudren porque se secan. No tiene  que ver sólo con los productos químicos, sino con la actividad del agua de sus ingredientes.
Ocho y media de la tarde. Cola del súper. Una cola de alienados vivos murientes que apuran los gélidos minutos que distancian la rutina laboral del refugio familiar.
Niña vestida como mi tía Juana en los 80. Pantalón por encima del ombligo,por encima de los labios inferiores, por encima de los tobillos, por encima de un jersey de lana, aplaude casi eufórica el tatuaje de la cajera que ni se inmuta, creo que el pip... pip... del escáner es el de su electrocorazón y previo esfuerzo sobre natural muestra una chispita de sus dos dientes delanteros en lo que intenta ser una sonrisa.
La reencarnación de mi tía Juana insiste:
- Yo tengo uno igual, pero con el nombre de mi novio y él con el mío.
Me da un vahído.
Me sobrepongo y le echo la buenaventura mirando los productos de su cesta de la compra.
Pizza de atún.
Pizza barbacoa.
Bolsa de patatas.
Cola zero.
Cola.
Marcho a casa de los abuelos con un boli y un papel. A ver que hay de cena.
Una patata frita.
Dos pescaítos asaos.
Sin platos individuales. Todo al centro.
Dos naranjas.
Mogollón de drogas que te recetan con la edad.

Diagnóstico: pareja joven sin gustos comunes y poco a compartir se tatúan nombres previa consulta en internet del precio del láser para eliminarlos (a escondidas)y posterior declaración de amor a través de un selfie en instagrwam.
Ojalá el amor les sea eterno.  Sería una pena que no fuese así, tan jóvenes y lozanos unidos por la común grafía y tinta intradérmica y la caprichosa serendipia sexual cuando la masturbación se les escapó de las manos,con tantos fracasos por descubrir, con tanta gente a la que decepcionar, con tantos hombres acabados en punta con los que pincharse, con tanta loca suelta con la que despeinarse...y si no... que el agua de sus componentes se seque antes de pudrirles.



No hay comentarios:

Publicar un comentario