jueves, 20 de octubre de 2016

VIGILIA

En la horizontal pereza de la vigilia me recreo en el absurdo.
En los gemidos de las pelusas, en el ronquido de la nevera, en la succión  sanguínea diaria del mosquito al que pertenezco.
Peceshormigasglobosavionessueñospuñalestiempo
amores y hostias 
que vuelan
y aquí,
anclados a la tierra,
yo,
las palomas,
y la miseria.
Vaiven de ideas, ovejas, pastillas, lecturas y placebos...
Sentada frente al ordenador arranco de los dedos palabras en negro sobre blanco
dos colores que no son color
Todo es mentira
puede que también lo sea mi ausencia de sueño
y de nuevo...
incoherencia de pensamiento
¡estupor!
Las lanzo al vacío
como piedra con pelo
pelo que recubra el helor de su materia
(inorgánica dicen)
pelo que amortigüe el impacto.
Impacto 
al fin y al cabo 
en su cabeza.
Hundimiento paulatino
en los pensamientos cenagosos
de la calavera sin pelo, 
sin un solo sentimiento 
y sin cerebro.
Donde mueren la osadía,los espejos, los lírios, los estorninos, los unicornios

la poesía.
Cabeza hueca e impía
trepanada por la ignorancia
de no saber que 
en su ausencia
mido la muerte
en fracciones de vida no correspondida

1 comentario:

  1. No se bien comentar el poema, pero lo he sentido a mi manera, y sin ser agradable porque no había de serlo, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar