viernes, 3 de junio de 2016

NO ME COMAS LA CABEZA (dice la gamba...)

Nunca le chupo la cabeza a las gambas.
Una vez le leí a Mariló Montero que no estaba segura de que con un trasplante de órganos se trasplantara el alma del muerto (de paso)... y me traumatizó.
Me imaginaba la succión, preferiblemente sonora, del seso del crustáceo y conseguía proyectar las imágenes de su vida (invertidas y en escala de grises¡qué curioso!), en la parte anterior de mis globos oculares, me traspasaban a través de su alma, alma de capturada bucanera lamiendo mis desentonadas pesadillas y sentí el pavor empático de una misma alma en distintos cuerpos a la navidad... y me traumatizó...

Llego a casa e intento escribir sobre gambas.
No pinta el boli.
El lápiz no tiene punta.
No encuentro el saca.
Windows se ha actualizado, 
no tengo confianza con Cortana.
Entro en bucle
Subo la música
y defenestro las canciones de Mcenroe y que se joda el barrio.
Escucho,de fondo, la orgía de las piedras en la playa.
Esta noche hace malo y el mar las arrastra, las baila, las vive, las provee de un inusitado nomadismo comedido...

y es bonito...
Esta noche beberé vino hasta ver la cepa de la alianza nueva y eterna
desde el puente de los quejíos...
y mi jumento se convertirá en hipocampo 
y entenderé el lenguaje de los peces 
y me tiraré a Poseidón
y le hablaré al camarero de trasplantes de almas sonrosadas
que se cuelan por los sumideros del olvido 
si tu boli no pinta, 
si tu folio no corta
si se actualiza windows
si no conoces otra forma de decirlo
que no sea por escrito.




No hay comentarios:

Publicar un comentario